Inge Prader hace realidad las pinturas de Gustav Klimt

La llamada ‘fase dorada’ de Gustav Klimt ha producido algunas de las obras más emblemáticas -y más reproducidas- de la historia del arte. Su particular visión de la vida y la muerte y su particular simbolismo le han convertido en uno de los pintores más característicos e inimitables del modernismo.

En esa época creó obras como El beso o Retrato de Adele Bloch-Bauer y ahora, muchas de esas pinturas están cobrando vida gracias al proyecto Life Ball de Viena.

La fotógrafa Inge Prader da vida a los cuadros de Klimt a través de modelos que representan las pinturas del artista austriaco, en una iniciativa que pretende recaudar fondos para la lucha contra el SIDA.

El ambicioso trabajo, tiene como resultado una serie de imágenes cuidadas al milímetro, que consiguen plasmar en tres dimensiones la luz y la oscuridad de un artista obsesionado con la feminidad, el desnudo y el oro.

Anuncios

Acerca de emiliogarciavarona

freelance de diseño gráfico / branding / community manager
Galería | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s